Mar de plástico

POR Francesca Montemagno

Es una noche silenciosa en Campoamargo, pueblo ficticio almeriense donde se desarrolla nuestra historia. Ainhoa Sánchez (Mara López), hija de la alcaldesa del pueblo está esperando a alguien en la semioscuridad de los aislados invernaderos de la localidad, la multitud de plástico blanquecino que da nombre a la serie.  Es muy tarde y está oscuro, pero de repente pasa lo que nadie en su situación hubiera deseado: un apagón general de electricidad. Luego una sombra se le acerca y se produce un grito. Ya podéis imaginar lo que sigue. Lo que, sin embargo, probablemente no imaginéis aún es la solución de este problema. Para encontrarla seguimos la investigación llevada a cabo por el sargento Héctor Aguirre (Rodolfo Sancho), veterano de la guerra de Afganistán con un pasado complicado que nunca deja de atormentarle, ya que su antiguo amor, Marta Ezquerro (Belén López), viuda de su mejor amigo, vive en Campoamargo con su hijo. En la investigaciones le ayudan sus colaboradores, Lola Requena (Nya de la Rubia), de origen gitano y con una relación difícil con su familia, y Salvador "Salva" Morales (Lucho Fernández).

58.jpg

¿Quién habrá matado a Ainhoa? No faltan sospechosos. Quizás el poderoso Juan Rueda (Pedro Casablanc), propietario de la mayoría de los invernaderos de la zona, que emplea en su empresa a inmigrantes sin papeles y que podía haber tenido problemas con la intromisión de la joven en sus asuntos. Quizás Pilar (Andrea del Río), una joven de Campoamargo con una vida familiar complicada y que ama al novio de Ainhoa y que estaría dispuesta a todo por él. Quizás el propio novio de Ainhoa, Lucas (Jesús Castro), con el que iba a casarse, aunque tuviesen algunos problemas a causa del creciente interés de la chica por la situación de los inmigrantes. Ellos y muchos más podrían ser los asesinos y Héctor, Lola y Salva están en una carrera contrarreloj por atraparle.

Rodada en varias localidades de la provincia de Almería, producida por Boomerang TV y emitida en la cadena de televisión española Antena 3 entre 2015 y 2016, Mar de plástico es una serie de suspense con algunos toques de romance que trata muchos temas incómodos en la sociedad contemporánea como, por ejemplo, la inmigración ilegal procedente de Africa a través del estrecho de Gibraltar y su explotación una vez en España. Todo esto en un contexto social pequeño y claustrofóbico donde se producen constantes episodios de racismo y xenofobia. A este tema se suma, sin embargo,  la posibilidad de amor y, sobre todo respeto, entre personas de etnias distintas.

En esta serie se ponen sobre la mesa muchos temas interesantes que merecerían un análisis profundo. Aunque es imposible sacarlos todos a la palestra en tan pocas líneas, sí que hay algunos que destacan sobre el resto, ya que no aparecen muy a menudo en series de televisión. En este sentido, por ejemplo, cabe destacar la compleja dinámica de las relaciones familiares en la comunidad gitana, que vemos a través de la familia de Lola, con su rigida estructura patriarcal, el concepto del honor y del respeto y las tensiones con la sociedad externa en general. Interesante es también la manera en que se representan las enfermedades mentales como la que sufre Sergio Rueda (Federico Aguado), hijo de Juan, y el tipo de relaciones que instaura con su familia y su alrededor.

La serie consta de dos temporadas de 13 episodios cada una y está disponible en Antena 3 y, para los que estén en el extranjero, en la popular distribuidora americana Netflix.