Brazadas de oro

POR Natalie Allen  
REVISADO POR Alfredo Castro

A sus 40 años, esta nadadora aragonesa ha conquistado 26 medallas y es una de las deportistas con más metales de la historia de los Juegos Paralímpicos. A los 19 años perdió la movilidad en las piernas pero se convirtió en un auténtico “torbellino” vital. Ha estado en el mundo de la política, ha escrito varios libros y actualmente da charlas que buscan “entrenar la mente de aquellos que lo necesitan”. 

NATALIE ALLEN: Eres una nadadora paraolímpica y has disputado ya varios juegos olímpicos, ¿cuál ha sido tu favorito?

TERESA PERALES: Bueno la verdad es que es difícil elegir uno porque todos los juegos han entendido algo especial. Los primeros fueron los primeros y siempre es emocionante porque todo lo que ves es nuevo y porque es increíble. Pero creo que Pekín ha sido la mejor competición de una cuestión puramente deportiva. Y quizás también Londres porque estuvo súper bien organizada. Además, fueron unos juegos muy especiales porque mi hijo estaba allí por primera vez, era muy pequeñito, era la primera vez que me veía competir. Y estos últimos, Río de Janeiro, también han sido increíbles porque han sido los más recientes y también estaba mi hijo. Es difícil quedarme con unos. 

N.A: Empezaste a nadar cuando tenías 19 años, que es mas tarde de lo normal, ¿por qué?

T. P: SÍ, sí, es muy tarde pero, ¿sabes que? a mí no me gustaba nadar y nunca lo había pensado ni había tenido la necesidad. Al quedarme en la silla de ruedas a los 19 años decidí probar y se me dio bien. 

N.A: Perdiste la movilidad desde la cintura hasta los pies a causa de una neuropatía, ¿puedes contarnos un poco más sobre esta incapacidad? 

T. P: Pues mira cuando tenía 19 años, toda la vida por delante y una vida normal, de repente, en aproximadamente 3 meses se desarrolló la enfermedad y acabé perdiendo la movilidad de las piernas y un poco también de los brazos. Afortunadamente he recuperado bastante. Por supuesto no del todo. Al principio me fastidió porque es muy duro, no sabes cómo hacer las cosas y percibes todo como algo negativo. Después, te das cuenta que lo único que cambia es que vas sentada, lo que te obliga a hacer cosas distintas. Luego te das cuenta de que sigues teniendo toda la vida por delante y un montón de posibilidades. Así que no tardé mucho en darme cuenta de que la silla era algo que me ayudaba. 

N.A:  ¿Cuál es el aspecto de la natación que más te gusta?  

T. P: Me gusta mucho la libertad, la sensación de libertad y la sensación de felicidad que tengo al entrar en el agua. En el agua no necesito la silla de ruedas. No necesito nada, solamente dejarme llevar, puedo flotar y puedo moverme como quiero. 

N.A:  Además de la piscina, ¿haces otro tipo de entrenamiento para mejorar tu natación? 

T. P: Hago handbike y gimnasio. Handbike suelo hacer 3 o 4 veces por semana, unos 20 kilómetros cada día, y gimnasio la verdad que no demasiadas pero eso sí, son sesiones fuertes de una hora o así cada día. 

N.A:  Cuando entrenas para una competición, ¿a qué hora te levantas? 

  Teresa Perales durante una conferencia en la Fundación Telefónica en Madrid.  TERESA PERALES. 

Teresa Perales durante una conferencia en la Fundación Telefónica en Madrid. TERESA PERALES. 

T. P: En temporada me levanto a las 5 de la mañana para que me de tiempo a todo. Mi rutina diaria es cada día muy diferente. No es una rutina como tal, ya que cuando no tengo competiciones tengo que trabajar y lo hago, casi siempre, fuera de Zaragoza. Pero incluso en estos períodos, siempre llevo mi mochila de natación y si yo voy a Madrid me voy a entrenar a un centro y si yo voy a Barcelona, pues me voy a otra piscina.

N.A: Además de la natación, ¿qué otras actividades haces en tu vida diaria? 

T. P: Preparo conferencias y preparo mi trabajo. Además me gusta mucho leer pero, sobre todo, me encanta pasar tiempo con la familia. Eso es fundamental, es lo más importante. 

N.A: ¿Cuál es tu motivación para tener éxito en la piscina? ¿tienes algún secreto? 

T. P: El secreto es siempre la actitud, las ganas que tienes para hacer cosas y cómo las disfrutas. Siempre busco excusas positivas para seguir aprendiendo y ganando. 

  La nadadora paralímpica Teresa Perales recibiendo una medalla de oro en los Juegos de Río de Janeiro.  TERESA PERALES. 

La nadadora paralímpica Teresa Perales recibiendo una medalla de oro en los Juegos de Río de Janeiro. TERESA PERALES. 

N.A: Si no nadaras, ¿cual sería tu deporte preferido?

T. P: Probablemente atletismo. Siempre me gustó la velocidad y me atrae mucho. También el ciclismo. 

N.A: ¿Cuáles son sus brazadas favoritas?
  
T. P: ¡Las de oro siempre! ¡Las de tocar la pared en primera posición! Pero el estilo que más me gusta es el crol y la espalda.

N.A: ¿Cuál es tu comida favorita? Porque imagino que tendrás una dieta un tanto limitada...
  
T. P: Hay que llevar una dieta equilibrada porque cuando eres joven se puede comer de todo pero cuando vas cumpliendo años es necesario comer bien para tener buenas recuperaraciones entre los entrenamientos. Mi comida favorita... pues probablemente los guisantes con jamón.

N.A: ¿Has pensado en enseñar natación a otras personas? ¿Te interesa?
  
T. P: Soy monitora y estudié para serlo, pero la verdad es que no, no me atrae. Me gusta más ayudar a la gente a entrenar la mente más que el cuerpo.