“La experiencia vivida en SKIP me hizo ser una persona mucho más comprensiva y paciente”

dddd.jpg

SKIP es una organización sin fines de lucro registrada en los Estados Unidos, Reino Unido y Perú. Liz Wilson, la directora de la organización desde hace siete años, es muy respectada por su trabajo y los resultados que SKIP está logrando en el empobrecido distrito de El Porvenir, Trujillo (situado en la costa norte de Perú), tanto que en el 2014 fue invitada a dar una charla TED (enlace abajo). Aquí en UEA, tuvimos la suerte de recibir a Liz el 21 de octubre de 2015 cuando hizo una presentación para nuestros alumnos sobre las lenguas y el trabajo en el campo del desarrollo internacional. Tomé esa oportunidad para hablar con Liz sobre sus experiencias como directora de SKIP, una organización para la cual tengo gran respeto y admiración puesto que el 14% de la familias con las cuales trabaja ha salido de la probreza en los últimos cuatro años. SKIP realmente cambia las vidas de los jóvenes con quienes trabaja.

Hazel: Háblame un poco de tu carrera, de como llegaste a ser directora de SKIP.

Liz: Mira, cuando me gradué (Liz tiene un BA en psicología) tuve la oportunidad de ir a la República Dominicana y luego a Guatemala como voluntaria. Fue una experiencia maravillosa, pero a la vez un gran choque para mí. Estaba trabajando como profesora de inglés, ¡pero muy pronto me di cuenta de que el hecho de ser ‘native speaker’ en si mismo no me hacía profesora de inglés! Me dieron un libro y me dijeron ‘aqui están tus alumnos, empieza en la página 27’, pero yo no sabía en realidad cómo empezar. No había ni apoyo ni entrenamiento. Recuerdo estas primeras experiencias muy bien – sé como es empezar como voluntaria y por eso en SKIP nosotros proveemos todo el apoyo y entrenamiento que nuestros voluntarios necesitan.

  Liz Wilson, directora de Skip durante la charla-presentación en UEA el pasado mes de octubre

Liz Wilson, directora de Skip durante la charla-presentación en UEA el pasado mes de octubre

Después de estas primeras experiencias, volví al Reino Unido para hacer un Masters en Trabajo Social, y de allí empecé a buscar otro puesto de trabajo con una organización sin fines de lucro. No fue fácil, pero después de un tiempo logré conseguir una entrevista para un puesto de voluntaria (como coordinadora de solicitudes) con SKIP. En la misma entrevista, la directora me informó que ella ella iba a cambiar de trabajo y de allí pues se me presentó la oportunidad de solicitor el puesto de directora, y me aceptaron. 

H: Si alguien quiere trabajar en el desarrollo internacional o con una organización no-gubernamental, ¿que le aconsejas?

L: Yo diría que lo mas importante es averiguar primero si la organizacion ofrece entrenamiento a los voluntarios; segundo, si tiene una política de protección infantil; tercero, si hay un informe anual e informaciones sobre las finanzas de la organización; cuarto, si hay una descripción de las tareas. Finalmente, hay que preguntar si existen cifras u otros datos que muestran resultados positivos – que indican que la organización trae beneficios a la comunidad que pretende apoyar.

H: ¿Qué es lo que más te gusta de tu vida en Trujillo?

L: ¡La temporada de los mangos! Me encantan, y son baratísimos. ¿Qué más? Pues casi nunca llueve, la playa está cerca, la gente es increíble … es un lugar inspirador.

H: Gracias Liz.

El objetivo principal de SKIP es apoyar a los niños de El Porvenir, Trujillo, a ejercer su derecho a la educación. Creen que las familias son la fuerza principal en las vidas de los niños y es por esto que trabajan con la familia completa. Este enfoque holístico se centra en cuatro pilares de desarrollo familiar: educación, familias económicamente estables, bienestar emocional y ambientes familiares sanos y seguros. SKIP considera que las familias económicamente desfavorecidas tienen la capacidad de ser los principales agentes de cambio en sus propias vidas. Por lo tanto, trabajan en colaboración con las familias para potenciar a las personas a realizar cambios sustentables.