Euskera: Planes de futuro

  • Solo un 30% de los vascoparlantes habla con fluidez

Como una de las lenguas más viejas en Europa occidental, el euskera ha tenido históricamente una supervivencia increíble. Es el único idioma indígena que ha sobrevivido a pesar de las influencias externas a lo largo de la historia. Hoy en día, el euskera es hablado en su mayoría en el País Vasco, una región remota y aislada que está situada en el Norte de España. Sin embargo, el euskera es considerado como una lengua minoritaria en el País Vasco ya que sólo alrededor del 30% de personas que viven allí pueden hablarlo con fluidez. En cuanto a la procedencia de la lengua, existen actualmente un montón de teorías que hacen una llamada a un análisis más profundo.

Inicialmente, la evolución del euskera se produjo a un ritmo muy lento debido al hecho de que el euskera se consideraba como un residuo insignificante de otras familias lingüísticas más establecidas. Por ejemplo, la lengua indoeuropea superó a las lenguas de otras regiones relegadas, como la región vasca. Asimismo, el País Vasco sufrió de varios retrocesos, tales como guerras, intentos de invasión y dominación política que tuvieron un impacto muy grave en la prominencia de la lengua. Lo que es particularmente asombroso es que el País Vasco no fue básicamente afectado por los invasores debido a su aislamiento tras las montañas, su cultura y su economía tan primitivas que los hacían poco atractivos para estos invasores.   

Los niños y los jóvenes son activistas que buscan conservar el euskera

En cuanto a las políticas, tuvo lugar un conflicto entre las opiniones de Sabino Arana, el fundador del Partido Nacionalista Vasco y el grupo terrorista, ETA, en lo que se refiere a la identidad vasca. Arana no consideraba la lengua como un símbolo de la identidad porque pensó que estaba destinada a desaparecer eventualmente. Por otro lado, ETA rechazó esta noción, enfatizando la importancia de la lengua y de la justicia social. Esto es un ejemplo de las perspectivas diferentes relacionadas con el valor de la lengua euskera. 

¿Y ahora, qué? La situación actual del asunto parece positiva y, a pesar de que ha sufrido algunos retrocesos, la evolución de la lengua continúa desarrollándose. Aunque hay campañas que apuestan por el uso nacional del euskera, no ha sido oficialmente considerado por la administración pública francesa. Esto muestra que todavía hay aspectos de la lengua que no han sido aceptados en toda la región vasca. Aun así, en las escuelas hay niños, jóvenes y también entusiastas que se han convertido en activistas de la preservación del euskera, lo cual es muy alentador para su futuro. Según la periodista, Kattalina Berriochoa: “Mediante el uso del euskera, los vascos descubren una conexión más profunda con su cultura.” Sin embargo, el problema que puede ser derivado de esta declaración es que aprender la lengua ya no es obligatorio para los habitantes del País Vasco. Entonces, hay que preguntarse: ¿Cuántas personas querrán continuar aprendiendo el euskera si no es realmente requerido? Quizás sea una cuestión que en el futuro se resolverá. 

  Pintxos tradicionales en bares y restaurantes de la Euskal Herria (País Vasco)  / FLICKR

Pintxos tradicionales en bares y restaurantes de la Euskal Herria (País Vasco) / FLICKR

Por lo tanto, ¿cómo se presenta el futuro del euskera? Según las cifras, tiene buen aspecto. En 2011, casi el 60% de los jóvenes de 16 a 24 años declararon hablar bien en euskera mientras que las estadísticas bajaron al solo el 23% en los mayores de 65 años. El aumento de jóvenes que están participando activamente en el uso de la lengua demuestra claramente la influencia exitosa de la política lingüística en las últimas décadas. Pero hay más argumentos a favor del futuro promisorio del euskera que son el orgullo fuerte vasco y el sentimiento de pertenencia a su propia cultura. Además, el hecho de que ya hay suficientes hablantes de la lengua para que sigan usándola y transmitiendola a las generaciones futuras. Y últimamente, lo más importante es preservar la lengua mediante internet para que se pueda extender por todo el mundo sin límites. Por otro lado, existen algunos argumentos que no favorecen la supervivencia de la lengua, tales como la realidad de que el idioma no es útil en ningunas otras partes del mundo. Igualmente, el aumento en la inmigración podría tener un efecto totalmente negativo en la importancia de la lengua en los años venideros.

El euskera podría correr cierto peligro por ser poco útil en otros países

Todo esto me lleva a la conclusión de que, al fin y al cabo, la solución de la cuestión depende de las acciones que el público vaya a tomar a partir de ahora. Está completamente en las manos de los vascos y su disposición a conservar lo que es prácticamente el fundamento de la identidad vasca.