La industria de la traducción

  • Pese a que no es difícil acceder al mercado laboral de la traducción, un máster puede puede ayudar a conseguir mejores puestos y condiciones laborales experiencia

  • La experiencia es un factor fundamental en este sector

Un graduado en lenguas extranjeras puede acceder al sector de empleo que quiera gracias a la variedad de competencias que esta carrera enseña a sus estudiantes. Si bien es cierto que el sector de la traducción es la opción más obvia, la variedad de trabajos dentro de este campo es muy variada. ¿Nunca ha pensado en trabajar como gestor de proyectos en una agencia de traducción? ¿Sabe qué hacen los trabajadores de un departamento de Recursos Lingüísticos? ¿Tener un máster en traducción es lo único que se necesita para ser traductor? Lo cierto es que el campo de la traducción cuenta con más opciones laborales de las que saltan a primera vista.

Entrar en la industria de la traducción no es más difícil si se compara con cualquier otro sector después de graduarse. De hecho, alguien que tenga una carrera y sepa idiomas tiene muchas opciones dentro de esta profesión. Normalmente, un grado de lenguas extranjeras ofrece clases de traducción como parte central del programa, por lo que los alumnos pueden descubrir en primera persona cómo es el trabajo de un traductor profesional. No hay duda de que hacer un máster de traducción también ampliaría las oportunidades laborales, ya que da una formación específica y rigurosa, aunque no es indispensable para entrar en la industria de la traducción.

Si desea ser traductor, en primer lugar es importante decidir en qué tipo de textos quiere especializarse. Es evidente que las competencias necesarias para traducir textos creativos de un idioma a otro son muy diferentes a las que se necesitan para traducir textos técnicos, y un máster podría ayudarle a decidir lo que prefiere. Además, una experiencia directa en el campo en el que quiere especializarse aporta mucho a su carrera como traductor. Por ejemplo, si es creativo y quiere traducir textos promocionales o comerciales, tales como folletos turísticos, ¿por qué no comenzar trabajando en el departamento de marketing de  una compañía de viajes? Las compañías de viajes necesitan empleados que hablen múltiples idiomas, por lo que quizá sea una buena opción para practicar los idiomas que haya aprendido. Al mismo tiempo, puede adquirir conocimientos en la industria para la que quiera hacer traducciones más adelante en su carrera.

Algunas compañías cuentan con traductores internos, lo que significa que las necesidades de la compañía se cubren dentro de la empresa en lugar de externalizar esta parte del proceso. Sin embargo, la mayoría de traductores trabajan por cuenta propia, es decir, que son autónomos. Normalmente trabajan desde casa, establecen relaciones directas con los clientes y también con agencias de traducción. Es normal que un traductor autónomo esté en la base de datos de varias agencias de traducción. Los gestores de proyectos de las agencias de traducción reciben textos para traducir de sus clientes y su trabajo consiste en buscar un traductor adecuado en su base de datos, por ejemplo, según su especialización y combinación de idiomas. 

La mayoría de traductores trabajan por cuenta propia, desde casa y con agencias

Si desea ser traductor autónomo, trabajar antes como gestor de proyectos podría ser una muy buena opción a tener en cuenta. Este trabajo ofrece un conocimiento valioso del mundo de la traducción: los precios, el ritmo de trabajo y la oportunidad de crear excelentes contactos. Otra área de trabajo dentro de las empresas de traducción incluye la de recursos lingüísticos, donde se encargan de revisar las traducciones para asegurar su calidad antes de enviar las versiones finales a los clientes. Además, existen trabajos técnicos que resuelven problemas con el software CAT y  departamentos de ventas y consultas que negocian acuerdos con los clientes. Es decir, negocian los acuerdos comerciales, como los precios; y además, los requisitos específicos de la traducción, tales como el estilo y el diseño del texto. Por ejemplo, si la traducción forma parte de una publicación promocional, la traducción será procesada por el software Indesign.

En resumen, a la hora de acceder al mundo laboral por primera vez, la experiencia es la clave en cualquier campo al que desee entrar. La realidad es que los graduados de idiomas se encuentran en una gran variedad de sectores, no solo en traducción. Busque oportunidades para adquirir experiencia durante los estudios, resultará de gran ayuda a la hora de encontrar un trabajo después de la universidad. Haga traducciones voluntariamente. Consiga un mentor profesional de Careers Central en la UEA. Únase al CIOL (Chartered Institute of Linguists) como miembro estudiantil, lea sus revistas por internet y vaya a algunos de sus eventos. Y, lo que es más importante, mantenga una mente abierta ¡y seguro que acabará descubriendo el trabajo de sus sueños! en la industria de traducción ¡o en cualquier otra!.

Emily Martyn

Nacida en Londres, Emily ha terminado recientemente el grado de lenguas modernas (Español) Se confiesa una auténtica enamorada del mundo hispanoamericano después de pasar un año sabático en Chile. Durante su año en el extranjero, Emily estudió en la Universidad de Alcalá (Madrid) Sueña con volver a Latinoamérica algún día para enseñar inglés y conocer más gente latina. Este es el segundo año que participa en La Taberna UEA.