Universidad para todas las edades


POR María Aranda

El porcentaje de personas que realizan la Prueba de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años (PAU) se incrementó más de un 26% en el 2010 debido a la crisis económica. La alta tasa de desempleo en España causó que las empresas buscaran perfiles no solo con experiencia, sino también mejor formadas y especializadas.

Siempre he pensado que en España no se considera común retomar los estudios cuando una persona sobrepasa los 30 años. Pero me gustaría destacar que, aunque haya sido un efecto de la crisis económica, me ha alegrado saber que, en el 2010, hubo un 18% más de matriculados mayores de 45 años para acceder a la Universidad.

Por supuesto, esta cifra puede ser consecuencia no sólo de la situación económica, sino que se pueden dar cientos de situaciones por las cuales alguien decide hacer estudios superiores. Ya sean personas en paro buscando retomar sus estudios o quizás tengan un trabajo estable pero estén buscando promocionarse en su trabajo, etc.

Lamentablemente, según el informe anual de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), en el 2016 se detectó una caída del 8.7% de estudiantes matriculados en Grados. Se consideran como principales causas, la reducción de la población en la edad típica universitaria de grado (18-21 años) y el aumento de precio de las matrículas. Y yo me pregunto que si saben los motivos, ¿por qué no han puesto medidas para incrementar el número de estudiantes matriculados?

Tiendo a pensar que el concepto que tienen en mente no es el mismo que el mío. Cuando Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) creó su informe, se centraron únicamente en personas de entre 18-21 años, dejando a un lado a un enorme colectivo de ‘estudiantes maduros’(mayores de 25 años). Por otro lado, aunque entiendo el porqué del aumento de las tasas universitarias, también considero que se deberían de incrementar las ayudas económicas, empezando por la revisión de los requisitos para acceder a becas vigentes y pasando por la posibilidad de crear préstamos bancarios con bajos intereses y sin comisión de apertura.

Afortunadamente las universidades españolas se han dado cuenta del enorme potencial que los ‘estudiantes maduros’ tienen. En los últimos años el número de cursos que se ofrecen en modalidad a distancia o a tiempo parcial ha ido aumentando, facilitando de esta manera una flexibilidad horaria.

Si nos comparamos con países como Reino Unido, todavía nos queda mucho por hacer. Empresarios ingleses valoran los grados a distancia igual que los presenciales, enfocándose no solo en la titulación final sino también en las actividades realizadas durante la carrera. Y no solo eso, las universidades inglesas facilitan el acceso a cualquier estudiante mayor de 25 años mediante una entrevista personal o una redacción sobre un tema específico. Estos son algunos de los motivos que me llevaron a estudiar una carrera a mis 30 años de edad. Después de muchos años en el mundo laboral decidí que era hora de seguir mi pasión. Tengo que admitir que fue un paso difícil, pero pienso que ha merecido la pena.

Expandir tus estudios no solo te ayudará a encontrar el trabajo que siempre has querido o aumentar tu salario, sino que te ayudará a tener más confianza en tus ideas y conocimientos y conocerás a una gran variedad de gente. Además, los ‘estudiantes maduros’ como yo también tenemos nuestras ventajas:

1.    Independencia: Las experiencias de la vida adulta proporcionan una independencia que te será muy útil al estudiar una carrera.

2.    Motivación: los ‘estudiantes maduros’ tenemos un claro objetivo, lo que estimula y profundiza nuestro aprendizaje.

3.    Rendimiento: debido al hecho de que los ‘estudiantes maduros’ normalmente disponen de un tiempo limitado para estudiar, nos concentramos en técnicas de estudio eficaces para terminar las tareas en el menor tiempo posible.

4.    Experiencias vitales: éstas son un punto de apoyo para comprender la información aprendida, siendo capaz de relacionar aspectos teóricos con experiencias vividas.

Si eres como yo y siempre has querido estudiar una carrera, que la edad no sea un impedimento, ¡sino una ventaja! Ya sea en España, Reino Unido, Alemania o cualquier otro país, los resultados merecerán la pena.