Y tú, ¿también dudas?

POR Georgia Saddington     TRADUCIDO POR Alicia Muñoz Fernández

Hay lectores que leen esta revista, La Taberna, para buscar consejos, para conocer nuevas historias o simplemente para visitar lugares con nuestra imaginación. Sin embargo, no estoy segura de que este artículo ayude demasiado, ya que ni siquiera puedo decidir algo tan sencillo como si vivir en una residencia universitaria es mejor que hacerlo en una casa o viceversa. Ambas son fantásticas opciones por distintas razones. Hasta ahora, he estudiado en UEA durante dos años y  pasé mi primer año en una residencia de esta universidad (The Village) mientras que este año he vivido con mis amigos en una vivienda de alquiler.

Cuando empezó el curso el año pasado, mis amigos, que ya estaban en la universidad, me dijeron que las residencias son estupendas porque puedes pasar más tiempo con tus nuevas amistades y es mucho más fácil hacer amigos de todos los rinconces del planeta.

A mi madre le gustan más las residencias de UEA debido a su seguridad y al hecho de que en ellas siempre hay quien te pueda ayudar en caso de necesidad. Otra ventaja difícil de olvidar es que resulta muy útil vivir cerca de tu lugar de estudio, de tus clases, de la zona en la que pasas prácticamente todo el día.  

No obstante, cuando me mudé a mi nueva casa me di cuenta de que la vida en la residencia todavía acumula más ventajas. Por ejemplo, en la vivienda compartida  uno no quiere encender tanto la calefacción ya que si lo hace suben considerablemente las facturas, mientras que en las residencias universitarias la temperatura siempre resulta muy agradable. En esta época del año, la calefacción es muy importante.

Cuando hay un problema en una casa alquilada, los caseros, en algunos casos, tienden a ayudar a sus inquilinos. Sin embargo, muchos caseros saben que pueden aprovecharse de los estudiantes porque no hemos alquilado nunca una casa hasta ahora. Es importante buscar información sobre tu casero antes de alquilar una vivienda. Hay que pagar mucho dinero por el alquiler de la casa así que tu casero tiene la obligación de  ayudarte cuando sea necesario.  ¡No tengas miedo y pide ayuda!

Por lo que a la economía se refiere, me he dado cuenta de que no hay mucha diferencia entre mi primer año y el segundo. Llegamos a este mundo, personalmente, diría que prefiero vivir en una casa debido a su comodidad. Además tienes más intimidad en tu propio hogar ya que no hay servicio de habitaciones que te despiertan  en medio de un sueño profundo.