Menorca: equilibrio natural

  • Menorca es, desde el año 1993, Reserva de la Biosfera según la Unesco. 

  • Es la tercera isla más poblada de Baleares, después de Mallorca e Ibiza.

El año pasado tomamos unas vacaciones en otoño, a finales de octubre.  Una amiga nos había recomendado la isla de Menorca, y decidimos buscar un viaje organizado de una semana, con un vuelo desde Norwich, que nos parecía muy cómodo.  Después de un vuelo de solamente dos horas, llegamos casi sin darnos cuenta, y cogimos una lanzadera desde el aeropuerto hasta nuestro alojamiento en Sant Tomas, al sur de la isla.  Como ya era tan tarde en el año, parecía tranquilo, con un tiempo no demasiado caluroso

Alquilamos un coche en el hotel y exploramos un poco.  El carácter del paisaje varía mucho entre norte y sur, oeste y este.  Al norte, es muy pedregoso, y el terreno parece rojizo.  Llegamos a la hermosa Platja de Cavalleria.

Muy cerca se encuentra el Faro de Cavalleria, con una vista hermosa de la costa pedregosa, las montañas y el mar.

Conduciendo hacia el este, llegamos a Fornells, con un puerto pintoresco.
Hacia el sur, podíamos ver el Monte del Toro, el punto más alto de toda la isla, aunque solo está a 358 metros.  Nos dijeron que desde el Toro es posible ver casi todo Menorca e incluso Mallorca, pero tristemente, siendo de Norfolk donde no hay colinas, tengo miedo de conducir cuesta arriba. 

Nos interesa mucho la naturaleza, por eso andábamos siempre buscando animales e insectos.  No encontramos ninguna tortuga, por las que la isla es famosa, pero había muchas lagartijas, una mantis religiosa, salamanquesas, aves marinas, ¡e incluso gatos!
Las dos playas más espectaculares que visitamos se sitúan en la costa sur de la isla.  Conducimos hasta Cala Galdana, y encontramos una bahía hermosísima en forma de concha, protegida del viento por las montañas y rodeada de pinares.  Desde esta bahía seguimos andando por el pequeño tramo del Cami de Cavalls y después de una media hora se nos presentó la vista más espectacular de nuestra semana – Cala Mitjana.  Es una famosa playa de arena blanca y fina, rodeada de pinares y encajonada entre los típicos acantilados calcáreos de la costa sur de Menorca.

Después de un día tan perfecto, solo nos quedaba tomar una piña colada mirando la puesta de sol con esta vista de Mallorca a lo lejos.

Esta información ha sido revisada por Alberto Hijazo Gascón

 Preciosa puesta de sol en una playa de Menorca. / JANE SETFORD

Preciosa puesta de sol en una playa de Menorca. / JANE SETFORD