Costa Rica: sin armas y en manos de Estados Unidos

  • El país tico desmanteló el ejército en 1948 tras la victoria del presidente Figueres

El hecho de que Costa Rica no tenga  ejército lo descubrí hace poco, por casualidad, en un cineclub donde estuvimos viendo dos películas costarricenses. Ambas películas (que valen la pena ver) se centran en las muertes de representantes de los sindicatos de trabajadores de la empresa United Fruit Company de las que nunca se dijo nada. Era parte de la guerra civil en Costa Rica, generalmente considerada como un evento histórico bueno porque el lado justo ganó.

United Fruit Company es una empresa que sigue presente en Costa Rica

Sin embargo, en este documental, Banana express y en la emotiva película, El Codo del diablo, se revelan estas muertes y el silencio que siguió. El documental, dirigido por Luis Fernando Fallas, es una película maravillosamente animada, ofrece una interesante introducción de la influencia que tenía United Fruit Company en la isla. El segundo largometraje, The Devil’s Elbow, en inglés, retrata las vidas de los familiares cuyos padres, esposos, hermanos y abuelos fueron asesinados a manos de militares bajo las órdenes de United Fruit Company cuyos intereses no eran los mismos que los de los jefes sindicatos. El argumento tiene lugar en Puerto Limón, en 1948. Cuatro días antes de Navidad, Setico, un chico de doce años, coge un tren en busca de su padre.

  Imagen de uno de los barrios obreros en la ciudad de San José, la capital de Costa Rica  / FLICKR

Imagen de uno de los barrios obreros en la ciudad de San José, la capital de Costa Rica / FLICKR

Este viaje revelará las memorias olvidadas de la plantación de plátanos y el asesino de seis prisioneros políticos en un vagón del ferrocarril, construido por United Fruit, que se llama el Codo del diablo. La película profundiza en la convicción creíble de que los militares estaban bajo las órdenes de United Fruit Company, una empresa todavía presente en la isla, bajo un nuevo nombre, el de Chiquita Brands International. Como cualquier lector astuto puede haber adivinado, la intención de este artículo es poner sobre la palestra la influencia y el poder de empresas como Chiquita Brands International. Resultando infructuoso constatar que el ejército de este país no puede defenderlo de la agresión norteña puesto que los enemigos ya se han infiltrado en la sociedad y controlan lo que quieren.

Costa Rica no debería venderse de forma tan gratuita

Tras la victoria de Presidente Figueres en la guerra civil, el 1 de diciembre de 1948 se desmantelaron las fuerzas armadas. Al año siguiente, un artículo fue introducido en la Constitución que estipuló esta declaración. Hasta hoy día, Costa Rica sigue sin tener una defensa militar, aparte de un pequeño grupo de paramilitares que ejecutan controles en las aduanas y tareas policiales. Resulta vergonzoso ver la presencia de los Estados Unidos en los temas políticos y sociales de los países del sur. Todavía no existe la enmienda de Platt; no hay amenaza de la ola roja del Che; los 638 intentos de asesinar a Fidel Castro resultaron inútiles; no hay ninguna justificación en el mundo por los que un país tiene derecho a influir en las relaciones exteriores de otro. Estados Unidos no es un poder  benevolente y, por consiguiente, Reino Unido no debería mantener estrechas relaciones con este país. En fin, Costa Rica no se debería venderse de forma tan gratuita.

Hannah Murphy Lonergan

Nacida en Liverpool, Hannah acaba de terminar su grado en lenguas modernas (Español) en UEA. Durante su año en el extranjero vivió en Granada, una experiencia que le ha permitido perfeccionar su español y conocer la cultura hispana. Actualmente estudia un máster en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Newcastle. Este es el segundo año que participa en La Taberna UEA.