La calculadora humana

 ¿Se acuerdan del mítico Cifras y Letras? Sí, hombre. Aquel programa de televisión en el que se repartían varios números aleatoriamente y los concursantes debían acercarse lo máximo posible a una cifra planteada por el presentador. Aquel proceso requería de sumas, restas, multiplicaciones, e incluso divisiones para conseguir el resultado más cercano al dado. Aunque si hablamos de programas míticos, ¿qué me dicen del aún vigente Saber y Ganar con su irremplazable prueba, “La calculadora humana”? Estoy seguro de que si cierran los ojos, muchos de ustedes pueden escuchar en su cabeza la inigualable voz de Jordi Hurtado recitando: “más treinta y dos, menos ochenta y cuatro, dividido entre 7, por 4”. ¿A que sí? 

Algo parecido a estos programas está sucediendo en este mismo instante en la cabeza de nuestros políticos. ¿Se imaginan la mente de Pablo Iglesias llena de mini Pablitos (con sus respectivas coletas) sumando y restando diputados? Seguro que al acabar el tiempo del concurso, el líder del partido morado diría eso de: “Los números sí que cuadran”. Sin embargo, su contrincante por la izquierda, en medio de una tanda de 4, está todavía encendiendo la calculadora; y ha tenido que pedir ayuda a una tal Susana Díaz porque se ha encontrado un parámetro de difícil solución. A su derecha está el niño nuevo de la clase, ese que dentro de poco será el más popular del patio. Tiene la mejor calculadora: recién comprada y de última edición. Nada de heredar la de la hermana mayor, no. Albert, que así se llama, ya tenía hecha su cuenta desde hacía varias semanas (los números, la verdad, se repiten programa tras programa) y no parece tener mucha intención de cambiarla. A su lado está Mariano y Mariano… él es más de hacer cuentas de cabeza. Mientras sus tres contrincantes se enzarzan en alcanzar la ansiada cifra de 176, Mariano juega con el boli, le quita la capucha y lo mordisquea, a la espera de una cifra fallida que le otorgue un claro turno de rebote.

Albert ya tenía hecha su cuenta desde hacía varias semanas y no parece tener mucha intención de cambiarla

Tras la cabecera del programa, comienza el show. El presentador, Felipe de Borbón, comienza a recitar a nuestros concursantes las cifras con las que jugar: ciento veintitrés, noventa, sesenta y nueve, cuarenta…así hasta el final de la lista. Las calculadoras humanas de la vieja y la nueva política se encienden y comienza la cuenta atrás, 3,2,1, ¡AL CONGRESO! Nuestros concursantes saben perfectamente que ganar este juego no es una cuestión aritmética sino también de siglas. Así pues, sumen, resten, multipliquen y dividan pero tengan en cuenta que, tanto las Cifras como las Letras importan, y si lo hacen bien, esto les hará, muy probablemente, Saber y Ganar. 

 

 De izquierda a derecha Albert Rivera (Ciudadanos) Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos) en el debate previo al 20-D organizado por el diario El País

De izquierda a derecha Albert Rivera (Ciudadanos) Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Podemos) en el debate previo al 20-D organizado por el diario El País

Sergio Ortega

Nacido en Ciudad Real, Sergio es estudiante de Estudios Ingleses en Castilla la Mancha. Habla 5 idiomas: español, inglés, francés, italiano y alemán. Le encanta el teatro, la escritura y los conciertos.