Diferencias en la educación

POR Adriana Becerra

Cuando oímos hablar de la educación no podemos dejar de pensar en la educación de nuestro propio país, pero ¿Cómo está organizada la educación en otros países? En este artículo trataremos de comprar una serie de diferencias existentes entre la educación en El Reino Unido y en España, con el fin de analizar las similitudes y las diferencias existentes entre estos dos sistemas educativos Europeos.

Para comenzar, en España, los ciclos educativos se dividen en: educación primaria de 6 a 12 años (1º,2º,3º,4º,5º y 6º de primaria), primer ciclo ESO  de 12 a 15 años (1º, 2º y 3º de secundaria), segundo ciclo ESO de 16 años (4º de secundaria) y, finalmente, bachillerato de 16 a 18 años (1º y 2º de bachillerato). Mientras que en el Reino Unido se dividen en: Key Stage 1 de 5 a 7 años  (1º y 2º de Infants), Key Stage 2 de 7 a 11 años (1º,2º,3º y 4º de Juniors), Key Stage 3 de 11a 14 años (1º,2º y 3º de Secondary), Key Stage 4 de 14 a 16 años (4º y 5º de Secondary) y, para terminar, Key Stage 5 de 16 a 19 años (6º y FE College de Secondary y FE college). 

  Una imagen artística de dos manos pintadas que simbolizan la educación.  FLICKR

Una imagen artística de dos manos pintadas que simbolizan la educación. FLICKR

Respecto al calendario escolar, en España, el inicio del curso es en septiembre, y la  finalización en junio, un total de unos 175-200 días lectivos. Mientras que en el Reino Unido el curso empieza en septiembre y finaliza en julio, contando con total de unos 175-200 días lectivos, es decir, los días lectivos son prácticamente los mismo. Con relación al sistema de escolarización, existe una diferencia sustancial entre el sistema educativo español y el sistema educativo británico. En Reino Unido, las clases se organizan en relación al año académico, es decir, el curso lo conformarán aquellos alumnos nacidos durante el curso (de septiembre a julio). Sin embargo, en España, el método de organización está relacionado con el año de nacimiento, es decir, aquellos que han nacido en un mismo año, pudiendo existir una diferencia entre alumnos de 12 meses. Además de esto, en cuanto al tamaño de las clases, en España son bastante elevadas contando con una media de unos 20-25 alumnos por clase. Sin embargo, el sistema educativo británico se diferencia en este aspecto al contar con clases reducidas, con una media de 9 alumnos por aula. 

  UNA IMAGEN DE UNOS LIBROS EN UNA BIBLIOTECA CON UNAS GAFAS JUSTO ENCIMA DE ESTOS LIBROS.   FLICKR

UNA IMAGEN DE UNOS LIBROS EN UNA BIBLIOTECA CON UNAS GAFAS JUSTO ENCIMA DE ESTOS LIBROS. FLICKR

Por otro lado, encontramos que el sistema educativo británico se diferencia del sistema educativo español por el uso de una serie de exámenes estatales a lo largo del ciclo escolar, donde se evalúan los conocimientos adquiridos hasta el momento. La prueba más parecida a estos exámenes en España es la conocida prueba de selectividad, que es  la prueba de acceso a la universidad. Sin embargo, en un futuro próximo con la aprobación de la LOMCE se contempla introducir las reválidas en el sistema educativo español, éstas son unos exámenes obligatorios que se realizarán al acabar bachillerato en vez de la selectividad. Volviendo a los exámenes estatales británicos, el primero es denominado SATs: exámenes finales de los Key Stages 1,2 y 3. Más tarde se realiza el GCSE: examen final del Key Stage 4, el cual es necesario aprobar para cursar el Key Stage 5. Y, finalmente, el A Levels: examen final que permite acceder a la universidad.

Con relación a la metodología seguida, el sistema educativo español se centra en el desarrollo general del alumno, integrando sus distintas experiencias y aprendizaje. A su vez trata de adecuarse de manera personal y adaptándose al desarrollo del alumno. Sin embargo, la realidad contrasta con la teoría debido a que la educación española se centra en el estudio teórico, es decir, “hincar los codos”. Esta metodología es totalmente diferente a la británica debido a que ésta tiene un punto de vista más “práctico” de la educación de manera que, “lo que aprendas hoy te sirva para mañana”. Finalmente, respecto a las asignaturas impartidas, el Reino Unido considera obligatorias y troncales en todos los ciclos el inglés, las matemáticas y las ciencias, mientras que en España son consideradas troncales lengua española, matemáticas, ciencias y primera lengua extranjera.